¡A semifinales!

 
Alianza derrochó energía en el engramillado del estadio Cuscatlán y anuló a un rival que se metió en su terreno para evitar una goleada mayor.
 
Pasaquina solo tuvo energía durante diez o quince minutos para intentar llevar peligro sobre la meta de Óscar Arroyo, quien se convirtió en un espectador.
 
El mediocampo de los elefantes comenzó a generar más fútbol y sobre todo a crear espacios por las bandas, lo que permitió al equipo adelantar filas y meter al rival ensu terreno.
 
Las estrategia dio frutos a los 26 minutos, cuando el recién ingresado Isaac Portillo logró el 1-0 tras un rechazo del arquero Walter López. El mediocentro ingresó por Rudy Batres Valencia, quien salió lesionado.
 
La ventaja inspiró a los elefantes quienes a los 36 minutos probaron a meta con un espectacular cabezazo de Alexander Larín, quien vio como el meta López comenzaba a crecer bajo los tres palos.
 
Sin embargo, dos minutos después logró el 2-0 que daba tranquilidad para manejar el juego. Y así lo hizo, el equipo se desplegó en el terreno e hizo correr más a su rival, quie no podía con los constantes toques de los blancos.
 
El técnico rival intentó corregir su estrategia y envió a Umazor por Villalobos, pero los albos siguieron volcados al ataque. A los 41, Zelaya probó de larga distancia, y a los 42′ fue Cerén quien disparó a puerta, pero el balón se fue ligeramente desviado.
 
En tiempo de descuento, una falta para frenar a Luis Hinestroza generó una roja directa sobre Tony García, de lo que Pasaquina no logró recuperarse.
 
En el complemnto, Jorge Rodríguez envió a Juan Carlos Portillo por Cerén, quien lucía con molestias, y el equipo mantuvo sus constantes desbordes por las bandas.
 
Cuando se corrían 62 minutos, Larín estrelló el balón en el travesaño – antes lo había hecho con un tiro de esquina-. Los albos instían en lograr un tercer tanto, pero tuvieron que esperar hasta los 83 minutos.
 
Juan Carlos Portillo logró el tercero de la tarde para los elefantes, y el cuarto en el marcador global, con lo que cerró la cuenta, que pudo ser mayor.