Historia del Alianza FC

El inicio de la década de los años sesenta, contempla el nacimiento del Club de Fútbol más grande y querido de El Salvador: ALIANZA FUTBOL CLUB.

Es precisamente el año sesenta que ATLETICO CONSTANCIA adquiere la categoría de primera división a Oonce Municipal de Ahuachapán. Este equipo posteriormente recibe el nombre de ALIANZA INTERCONTINENTAL, ya que el Señor Hocklenderd, de nacionalidad peruana y en aquel momento gerente del Hotel El Salvador Intercontinental, era aficionado del popular ALIANZA LIMA de Perú y bautiza a nuestro equipo con ese nombre. Posteriormente el nombre definitivo sería ALIANZA FUTBOL CLUB.

Los grandes hazañas futbolísticas de ALIANZA inician con la consecución de los campeonatos nacionales del año 1966 y 1967, bajo la dirección técnica del chileno Hernán Carrasco Vivanco, y el aporte de jugadores nacionales y extranjeros como Mario Monge, “Ruso” Quintanilla, “Burra” Rivas, “Tigre” Zamora, Guido Alvarado, Ricardo Sepúlveda, “Chueco” Hermosilla y tantos jugadores grandes de la época.

El triunfo inolvidable

El 16 de enero de 1966 se escribe la página más gloriosa del club cuando Alianza, ante un marco impresionante de aficionados, derrota en el estadio nacional de la Flor Blanca al Santos de Brasil, equipo que tenía al máximo exponente del fútbol mundial: Pelé. Alianza contó en aquel partido con los refuerzos del “Príncipe” Ruano, el argentino Dante Juárez y sus compatriotas Juan Verón y Santiago, quienes estaban en gira por tierras centroamericanas con su equipo Estudiantes de la Plata, de Argentina. La “Orquesta Alba” había nacido.

A principios del año 1967 Alianza se agencia el primer campeonato regional, logrando el Título de la CONCACAF, consiguiendo importantes triunfos contra rivales del Area Centroamericana, México y El Caribe. Destacan también por aquella época los triunfos frente al América de México (2-0), al Flamengo de Brasil (3-2) y el empate a cero con el legendario Peñarol de Uruguay.

Los Nuevos Campeonatos

A partir de las épocas gloriosas de los años sesenta, viene un período muy largo en el cual ALIANZA no logra conseguir Campeonatos Nacionales, pero después de casi veinte años de espera se consigue la Tercera Corona el 22 de Febrero de 1987, en un emocionante partido realizado en el Estadio Cuscatlan de San Salvador, contra el Aguila de San Miguel. El equipo era dirigido por Ricardo Sepultada y contaba con grandes jugadores como los uruguayos Carlos Reyes, Rubén Alonso, Fernando Sosa, así como con los nacionales: “Kin” Canales, El “Pitufo” Pacheco, Julio Palacios Lozano, García Prieto, El “Mudo” Rodríguez entre otros grandes jugadores.

Alianza consigue en el Estadio Cuscatlan su Cuarta Corona en el Campeonato Nacional de 1989/90 bajo la dirección técnica del Chileno Hernán Carrasco Vivanco, Alianza derrota a Luis Angel Firpo con un contundente marcador de 3-1; el Equipo contaba con la base de los jugadores que habían obtenido el Título de la Temporada 1986/87, destacaba en el equipo la figura del Chileno Raúl Toro.

El Sábado 11 de Junio de 1994, Alianza consigue su Quinta Corona, esta vez derrota en el Estadio Cuscatlan 2-1 al FAS de Santa Ana, los goles de Alianza fueron conseguidos por Milton “Tigana” Meléndez y por el argentino Sergio Bufarini, el equipo era dirigido por el uruguayo Gustavo Faral, y ya destacaban en el Equipo figuras como: el uruguayo Adrián de la Cruz, el argentino Héctor Neira, los nacionales Héctor López, William Chachagua, René Durán, Oscar “Lagarto Ulloa”, y el “Duende Albo” Héctor Joaquín Canales.

Otro triunfo inolvidable

Por muchos años ALIANZA no consigue triunfos internacionales relevantes, es hasta el 11 de junio de 1997, que con una brillante victoria sobre el Saprisa en San José Costa Rica, ALIANZA conquista el Título denominado ¨Los Grandes de Centroamérica¨. En este Torneo se derrotó a fuertes rivales como el Comunicaciones de Guatemala, el Equipo era dirigido por el uruguayo Juan Carlos Masnick.

Otros Campeonatos

Contando con el equipo base que consiguió el Torneo ¨Grandes de Centroamérica¨, ALIANZA consigue su sexta corona el Domingo 17 de Junio de 1997, derrotando a Firpo 3-2 en el Estadio Cuscatlan. Los goles de ALIANZA fueron anotados por Milton ¨Tigana¨ Meléndez, Héctor Joaquín Canales y por el ¨Chocho¨ Salgado. Eran figuras de aquel equipo los argentinos Horacio Lugo y Marcelo Bauza, el uruguayo Alejandro Curbelo y Adrián de la Cruz, nacionalizado salvadoreño, destacaban también los nacionales Mario Elías Guevara, William Chachagua, Rodrigo Osorio, Nelson la ¨Piocha¨ Rojas entre otros.

El Domingo 27 de diciembre de 1998, ALIANZA consigue el Torneo de Copa denominado ¨Copa Pilsener¨al derrotar a Firpo 1-0 en el Estadio Cuscatlan, con gol de Rodrigo Osorio.

En el año 2001, se realiza un cambio dirigencial en la cual Don Ricardo Padilla se hace cargo del equipo albo por los próximos 4 años, a pesar de estos cambios a nivel de cúpula dirigencial el domingo 23 de diciembre del 2001, Alianza se corona Campeón al vencer al Luis Angel Firpo 2×1, con un gol de Adonai Martínez al ultimo minuto. Con esto Alianza se agencia su octava corona.

En este ultimo equipo figuraban ya: Miguel Montes, Alexander Merino, Juan Carlos Serrano, Oscar Navarro, Ramiro Carballo y los extranjeros: Martín García y Jorge Sandoval.

Llega la novena corona

Cuando la Copa Coca Cola del 2004 llega a su final, nos encontramos nuevamente contra CD Fas, en este electrizante partido los Albos derrotan a los tigrillos del Fas por la vía de los penales, completando una temporada bastante regular. Vengando así la derrota del 2002 ante el equipo Santaneco, quienes entraron al partido final creyendo que eran campeones, pero se encontraron a un equipo aliancista que lucho durante todo el partido para darle una nueva alegría a la afición aliancista.

De la mano del DT Juan Múgica y con el retorno del caudillo uruguayo Alejandro Curbelo, Alianza hace una increíble primera vuelta derrotando por abultados marcadores a rivales tradicionales como Aguila y Firpo, haciendo del Flor Blanca la cancha mas difícil de jugar por la contundencia con la que Alianza gana sus partidos.

Es así que se llega a la final, contra Fas, en la cual Alianza se alza con la corona, en dicho partido se tiene que resaltar que Alianza jugo casi 110 minutos con 10 hombres, por la expulsión del “Pollito” Álvarez en el minuto 17 del primer tiempo. Todavía con esa desventaja Alianza lucha y remonta el marcador en el tiempo suplementario, para culminar los 120 minutos con un empate a uno.

Ya en los penales, Miguel Montes se luce parando los tiros de los mejores jugadores de Fas y se culmina la tarde con un ultimo penal cobrado de magistral manera por Alejandro Curbelo. Es así que el domingo 6 de Junio, se marca como el día de la conquista de la novena corona para Alianza.

Para esta temporada, Alianza contaba en sus filas con el Colombiano Martín García, los uruguayos Yaris Silvera, Ariel Fontella, Luis Espíndola y Alejandro Curbelo. De los jugadores nacionales, resalta la figura de nuestro capitán Mario Elías Guevara, Rafael Barrientos, Alex “El Paleta” Erazo, Bladimir Cubias y Oscar Navarro entre otros.

Es así que la historia sigue y la orquesta Alba sigue sonando y la barra mas grande del país sigue cantando. Hoy con una nueva visión , un equipo renovado se espera conseguir la decima corona y así decir que al Alianza FC definitivamente “LA GLORIA TE PERTENECE…”

La  Décima corona

Después de 7 años, el Alianza ha vuelto a gritar CAMPEÓN, al vencer al C.D. Fas en la gran final del Clausura 2011, con un doblete de Rodolfo Zelaya, quizá el mejor delantero que nuestro fútbol tiene en este momento, y que lejos de su expulsión en los minutos finales del encuentro, le regaló a esa gran afición un trofeo que necesitaban desde hace mucho tiempo, años que han sido demasiado largos para uno de los grandes del Fútbol Salvadoreño.

Un encuentro muy parejo, con pasajes de poco fútbol, pero con la pasión e intensidad que solo está reservada para las grandes finales, el Alianza hizo honor a su posición durante el torneo, terminó siendo el mejor de todo el campeonato al terminar en la primera posición, pero se rompe una maldición que no a todos les cala, el primero en torneo regular no siempre es campeón, el Alianza ha demostrado todo lo contrario y terminó siendo el mejor en todos los sentidos, hizo mérito de su mejor rendimiento, de sus buenos jugadores, de lo bien que han llevado su estructura y contó con la definición que tanto se requiere en partidos de este calibre.

No se puede hablar de si el penal fue correctamente cobrado, la verdad, si existe una carga sobre Ayala y penales de este tipo son más criteriados por el árbitro que otra cosa, lo cierto es que dentro del área un defensor no puede permitirse desconcentraciones de éste tipo, y Mardoqueo lo pagó muy caro, pues significó la ventaja en el marcador para el Alianza que en los pies de Zelaya marcaba su primero de la tarde, y que hasta ese momento ponía en superioridad al Alianza, que hasta ese momento hay que decirlo, no era ni más superior que el Fas, era un encuentro equilibrado y de mucho roce físico en la media cancha, pero la habilidad de los jugadores albos hacían el deleite de los presentes y de todos los amantes del buen fútbol, esto si fue una notable diferencia entre albos y fasistas.

Si Mardoqueo tuvo una mala tarde, la terminó de confirmar en la jugada del segundo gol, un pecado tan grande como el estadio, jamás un defensor deberá cabecear hacia adentro del área para intentar jugar con su compañero cuando a sus espaldas tiene un delantero tan veloz y peligroso como Rodolfo Zelaya, éste, fue el único que entendió al defensor y como regalo anticipado de Navidad lo aprovechó para marcar el segundo de la tarde y de su cuenta personal, doblete para el delantero aliancista que ponía las cosas cuesta arriba para el FAS, que veía como sus posibilidades se reducían poco a poco.

El encuentro jamás estuvo terminado como creyeron muchos, lo mejor estaba por llegar, el descuento del FAS cayó cuando menos se le esperaba y 3 minutos después el hombre gol de la final, Rodolfo Zelaya se iría expulsado infantilmente por una agresión a Velásquez, las cosas no pintaban muy bien para el Alianza, que vio como el FAS se le vino encima para intentar el empate.

FAS intentó pero ni el tiempo le alcanzó ni tampoco la definición llegó, Alianza sería el nuevo campeón, un justo y merecido campeón, que hizo mejor las cosas, jugó un mejor fútbol durante gran parte del torneo, ganó cuando tuvo que ganar, anotó los goles cuando tuvo que hacerlo, y sobre todo mantuvo la estabilidad con sus jugadores, algo que muy pocos equipos en nuestro fútbol mantienen como regla, y eso ha sido una gran fórmula para que el Alianza sea hoy un JUSTO Y MERECIDO CAMPEÓN DEL FÚTBOL SALVADOREÑO.

Y llegó la once

Luego de luego durante ocho torneos cortos, Alianza FC volvió a tocar el cielo. La ansiada corona once se colocó en las vitrinas del equipo.

Alianza logró sumar su corona número once en el torneo Apertura 2015, en lo que fue una fiesta tanto en las gradas como en el terreno de juego.

Los hinchas blancos volvieron a demostrar que son la mejor afición del país al invadir los graderíos del Cuscatlán, que fue testigo de que la afición no dejó de alentar en cada minuto del partido.

El héroe de la final fue Ramón Martínez de Paz, quien puso a vibrar a los hinchas al cabecear un balón rechazado por los zagueros rivales, para así poner el único gol del juego, y que valió una corona.

La gesta heroica de los blancos coronó un torneo en el que si bien el equipo tuvo altas y bajas, sumo como levantarse y sobre todo imponerse a la adversidad para cumplir los deseos de la afición, y sobre todo, de la directiva, que le confió la tarea al ex jugador del equipo Rubén Rudecindo Alonso Alvez.

Un nuevo formato

El mérito de los albos se acrecentó al tomar en cuenta que en el torneo Apertura 2015 la Primera División puso en marcha un nuevo formato.

Los participantes pasaron de diez a doce, y además fueron ocho los equipos que clasificaron a la siguiente fase, y a partir de esta surgieron los equipos que ganaron su derecho a participar en los cuartos de final, para luego pasar a semifinales y luego a la final, a un partido.

Las posiciones finales dejaron a los albos con 38 puntos en el tercer lugar de la clasificación, lo cual lo hizo enfrentar a Chalatenango, al que visitó en el Estadio El Sombrero, con resultado 1-1 el 2 de diciembre de 2015, y luego, el 6 de diciembre, venció 3-2 en el Cuscatlán, lo que permitió avanzar a los albos con marcador global de 4-3.

En semifinales, Alianza recibió a Águila el 10 de diciembre, con resultado de 1-0, anotado mediante un penalti cobrado por el argentino Jonathan Philippe, mientras que en el juego de ida, Juan Carlos Portillo, a los 18 minutos, y a los 69, Rodolfo Zelaya, consiguieron los goles para el 2-2 en estadio Juan Francisco Barraza, el cual dio el pase a la final con un global de 3-2.

Final blanca

La final hacía rememorar el Clausura 2011, cuando Alianza levantó la copa con el triunfo 2-1 ante Fas. El mismo rival se interponía para llegar la décimo primera copa.

A los 13 minutos, una falta de Néstor Renderos sobre Rodolfo Zelaya llevó a que el jugador blanco fuera sustituido debido a una lesión. La acción preocupó a los hinchas, pero tocó el corazón de los jugadores, ya que cada uno se decidió a llevar la batuta para dirigir a la orquesta alba.

Martínez de Paz mandó el balón a la red defendida por Luis Contreras al minuto 57, lo que desató la fiesta en las gradas, que se habían vestido de blanco desde tempranas horas de la mañana.

Al final de los 90 minutos, cambió la consigna que guió al equipo durante todo el torneo, pues entonces se dijo ¡La corona 11 ya es nuestra! ¡Vamos por la 12!

En el juego que llevó al título, Alianza FC formó con Oscar Arroyo, Iván Garrido, Ramón Martínez de Paz, Dany Torres, Andrés Flores Jaco, Rudy Valencia, Anthony Roque, Rodrigo Rivera, Juan Carlos Portillo, Jonathan Philippe y Rodolfo Zelaya. Davíd Díaz ingresó a los 20 minutos en reemplazo de Zelaya y Oscar Guerrero por Roque.

El central del juego, Jaime Herrera, amonestó a Rivera a los 41 minutos, mientras que en Fas mostró tarjeta amarilla a Christian Rodríguez, Moisés Mejía, José Peña y Cristiam Álvarez.

Los campeones
1 Elmer Abraham Iglesias Rivera
3 Jonathan Javier Philippe
4 Andrés Alberto Flores Jaco
5 Iván Alonso Garrido Pinzón
6 Ramón Martínez de Paz
7 Rudy Carlos Batres Valencia
8 Rodrigo José Rivera Sánchez
9 José David Díaz Ramos
10 Oscar Darío Guerrero
11 Juan Carlos Portillo Leal
12 Levi Adiel Martínez
14 Herbert Arnoldo Sosa Burgos
15 Danny Vladimir Torres Ángel
17 Emerson Leopoldo Veliz
19 Gustavo Alonso López Salguero
20 Adán Alberto Reyes Villatoro
22 Rodolfo Antonio Zelaya García
23 Edson Sigfredo Meléndez Reyes
24 Rolando Ernesto Morales Hernández
25 Oscar Daniel Arroyo Peña
26 José Miguel Blanco Ramos
27 Isaac Antonio Portillo
28 José Manuel Iglesias
29 José Rodolfo Orellana
30 Olivier Alonso Ayala Tobías

Rubén Alonso (Director técnico)
Adonay Ulises Martínez (Auxiliar técnico)
Shafick Chávez (Preparador de porteros)
Juan Edgardo Monroy (Preparador físico)
Arístides A. Núñez Cáceres (Médico)
Miguel Barrera (Kinesiólogo)
Edwin Osmin Gómez Marroquín (Utilero)
Erick Nelson Rivas Velásquez (Utilero)