Un descuido que se pagó caro

Cuando los albos eran mejores, y habían presionado en busca de la apertura en el marcador, Raúl Renderos anotó en tiempo de compensación.

Alianza cayó a pesar de que tuvo un partido aplicado durante los 90 minutos, pero un descuido hizo que los tres puntos quedaran en el estadio Óscar Quiteño

En la primera parte Alianza optó por replegar filas e intentar aprovechar los espacios que dejaba su rival. La presión de los locales mostró a una zaga sólida y al arquero Óscar Arroyo, muy solvente.

La estrategia fue cambiada por el técnico, quien recompuso la idea y soltó más a los jugadores, quienes se adelantaron en el segundo tiempo e hicieron que el equipo se viera más solvente.

La rectificación hecha por el Jorge Rodríguez dio frutos en los últimos 45 minutos, porque el equipo no bajó el ritmo y se mantuvo en constante acoso sobre la meta defendida por el arquero Matías Coloca, de los tigrillos.

Los albos estrellaron dos veces el balón en el arco de los santanecos, lo que dejó una sensación de que se pudo obtener un mejor resultado.

Defensivamente, los elefantes estuvieron muy aplicados, y dejaron muy pocas libertades a su rival, que además se encontró con la gran actuación de Arroyo, quien hasta el momento del gol había tenido una actuación impecable, al igual que el resto de la zaga.